Paul Ryan amenazó con frenar la Acción Ejecutiva

El superpeligro del supermartes
March 3, 2016
Es hora de votar
March 3, 2016

Paul Ryan amenazó con frenar la Acción Ejecutiva

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, amenazó con frenar la Acción Ejecutiva migratoria que el presidente Barack Obama anunció el pasado mes de noviembre de 2014.

La medida, que se encuentra detenida por los tribunales y será revisada por la Corte Suprema de Justicia, ampara de la deportación a unos 5 millones de indocumentados.

“En las próximas semanas vamos a tomar el siguiente paso para detener la Acción Ejecutiva extralimitada del presidente, la cámara votará para decidir si vamos a presentar un informe a la Corte Suprema o no”, dijo Rayan, quien señaló que esta amnistía ejecutiva es un ataque directo al poder del Congreso.

El presidente de la Cámara agregó que el problema se centra en “los artículos 1 y 2” de la Constitución, que señalan que “el Presidente no tiene permiso para escribir leyes, solo los congresistas”.

La Acción Ejecutiva migratoria fue anunciada por el presidente Obama el pasado 20 de noviembre de 2014, un año y medio después que el Senado aprobara el plan bipartidista de reforma migratoria S. 744, que incluyó un camino hacia la ciudadanía para millones de indocumentados sin antecedentes criminales.

El proyecto fue frenado por los republicanos de la Cámara quienes argumentaron que no confiaban en que el presidente haría cumplir la ley.

La Acción Ejecutiva incluye dos programas destinados a beneficiar a 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes legales permanentes (DAPA) y soñadores protegidos bajo el amparo de la Acción Diferida (DACA) de 2012.

Los inmigrantes que se acogían a ambos grupos serían beneficiados con el freno de sus deportaciones por tres años renovables, por un mismo período de tiempo mientras la medida esté en vigor.

También recibirían una autorización de empleo por el mismo período de tiempo.

Sin embargo, el 3 de diciembre de 2014, dos semanas después de anunciada la medida, un grupo de 26 estados, 24 de ellos gobernados por republicanos, demandaron la medida argumentando que Obama se había extralimitado en sus funciones ejecutivas y que la medida es inconstitucional.

Tras varios meses de audiencias y esperas, el mes de enero pasado el máximo tribunal de justicia puso en agenda el pedido del gobierno. Se espera que entre marzo y abril la corte celebre audiencias y dicte un fallo durante el verano.

Redacción